Traductores

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German temas para windows Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Factores determinantes en la conducta del niño

 

Otros factores que también alteran la conducta del niño

Charo Palacios

Niño jugando con coche  TDAH III: Otros factores que también alteran la conducta del niño

Hay conductas en el niño pequeño que nos pueden parecer en un principio TDAH, pero como ya he ido exponiendo en anteriores artículos, cuando se trata de un diagnóstico de TDAH, estas conductas se tienen que dar siempre, en todos los lugares y en un periodo largo de tiempo.

Hay factores que pueden causar conductas alteradas o  inadecuadas en el niño , simulando un TDAH, como por ejemplo:

  • problemas de audición,
  • problemas de visión,
  • retrasos del aprendizaje,
  • depresión,
  • fallecimiento de un ser querido,
  • un divorcio,
  • adaptación a un nuevo entorno,
  • la llegada de un hermanito,
  • cambio de domicilio,
  • malos tratos,
  • falta de atención paterna o materna,
  • carencia de apego

Conoces a tu hijo mejor que nadie y puedes evaluar si su comportamiento ha surgido de manera súbita en un momento concreto, o si es un continuo que está afectando al correcto desarrollo del niño.

Un TDAH mal diagnosticado

Recuerdo un caso complicadísimo de un niño que acudió al centro con tres años porque la madre estaba desesperada y nos decía que la medicación no le funcionaba.

Tras analizar su caso, vimos que la valoración la había realizado una amiga psicóloga y que también le conseguía la medicación. Cuando se nos pasó el susto por lo que veíamos y oíamos, remitimos a la madre al neuropediatra porque no nos atrevíamos a retirar la medicación del pequeño y comenzamos a trabajar el estado de ansiedad que tenía la madre.

Tras la separación con el padre del niño, comenzaron los problemas, pero los problemas no los tenía el niño.

En este caso tuvimos que ayudar a la madre que tenía dificultades para entender y trabajar con su hijo. Sus sentimientos de rechazo, de cansancio, de ansiedad y la falta de apego que manifestaba, hacían que el niño tuviese comportamientos inadecuados y respuestas inadecuadas ante las demandas de su madre.

Si tras evaluar tu comportamiento y a tu propio hijo durante un tiempo valoras que puede suponer un problema para su correcto desarrollo, no lo dudes en ningún momento. Consulta primero con tu pediatra para que él mismo haga el primer diagnóstico y elimine otras posibles causas o te derive a un especialista.

 

Charo Palacios,  Coordinadora Pedagógica Proyecto Ariadna

Fuente:

http://edukame.com/