Traductores

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German temas para windows Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Tratamiento multidisciplinar para la dislexia y el TDAH

 
Resumen de las ponencias del Congreso de Innovación educativa sobre Dislexia, TDAH y Adopciones


El nivel de los participantes no defraudó, y lo más de agradecer fue que el congreso ha sido orientado desde una perspectiva multidisciplinar, es decir, cabían opiniones y experiencias  de profesor@s, padres/madres, investigadores, doctores, pedagog@s, psicólog@s y profesionales que a su vez han crecido afectados por alguna dificultad de aprendizaje.
Las conclusiones más relevantes se agrupan en los siguientes puntos:

    La dislexia y el TDAH son trastornos específicos de aprendizaje (TA) y son una de las causas mas frecuentes de mal rendimiento y fracaso escolar. Considerados en conjunto tienen una prevalencia del 5-15% de la población en edad escolar. Actualmente los sistemas educativos de nuestro país contemplan los TA de forma muy deficitaria. El riesgo de fracaso escolar de los niños con TA es muy alto si no se adoptan las medidas adecuadas desde los primeros cursos de la escolaridad.
    Son disfunciones cerebrales en áreas específicas del cerebro, cuyo funcionamiento se puede verificar cada vez más mediante cartografía cerebral, y cuyo resultado es una dificultad desproporcionada e inesperada para un aprendizaje concreto al comparar con el resto de habilidades y capacidad intelectual global del individuo.
    En la mayor parte de las ocasiones interfieren en el aprendizaje del lenguaje oral, escrito, del cálculo matemático, de la grafomotricidad, etc. En otros casos puede no existir dificultad para un aprendizaje específico sino para la capacidad de adquirir hábitos de estudio, para mantener la atención y el nivel de autocontrol de conducta necesario para el adecuado progreso académico y personal.
    El grado de influencia en la vida diaria del alumno, determinará que se consideren o no trastornos del aprendizaje, y su tratamiento deberá implicar a la escuela, la familia, profesionales de la reeducación y el apoyo psicopedagógico y en su caso el tratamiento médico; siempre desde el sentido común y el respeto al niño/adolescente.
    Los niños con dislexia y TDAH sufren y tienen baja autoestima como resultado de sus dificultades. La incidencia de trastornos depresivos y de ansiedad, así como de episodios de acoso escolar es más elevada en estos alumnos. La detección e intervención educativa precoz actúa como prevención de estos trastornos emocionales secundarios.
    La evaluación psicopedagógica y neurológica adecuada debe hacerse cuanto antes. Conocer el diagnóstico que justifica la dificultad que un determinado niño/a está teniendo para un aprendizaje es el primer paso para poder ayudarle de forma específica.
    Es extremadamente importante que en la escuela se conozcan a fondo estos trastornos y se adopten las medidas de acomodación y adaptación adecuadas en el aula y en la evaluación académica. No es apropiado pensar que sólo con refuerzo extraescolar estos alumnos conseguirán compensar sus dificultades y adaptarse al modo de enseñar y evaluar que se aplica al resto de los alumnos. En ocasiones será así, si bien en otras ocasionará una elevada frustración al alumno y su familia, incluso abandono temprano.No hay nada más injusto que, en aras de la igualdad, tratar del mismo modo a un alumno con dificultades que al resto de sus compañeros.

            Fuente:

            http://grupoaula6.blogspot.com