Traductores

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German temas para windows Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Déficit de atención: ¿Ventaja competitiva en los deportes?

 

Concluyeron los Juegos Olímpicos Londres 2012 en los que pudimos observar a la gala deportiva de 204 países. Figuras como Michael Phelps, reconocido por ser la figura que más medallas ha conseguido en toda la historia de estos juegos, el jamaiquino Usain Bolt, y el joven clavadista mexicano Iván García, destacaron no solo por su actuación sino por compartir junto con otros atletas de la talla de Michael Jordan, Magic Johnson, Babe Ruth y Greg Louganis, una condición conocida como Déficit de Atención.

El Trastorno por Déficit de Atención (TDA) es como su nombre lo indica, una dificultad que tiene su origen en la manera en cómo funciona el cerebro y que impide a la persona lograr una atención sostenida, es decir, por largos periodos. En ocasiones, dicho déficit se encuentra asociado también a la hiperactividad. Hoy día se sabe que la hiperactividad puede o no estar presente, de tal manera que existe el Trastorno por Déficit de Atención con y sin hiperactividad – TDA y TDAH.

Tristemente, el diagnóstico de estas condiciones ha sido “sobreutilizado”, dando lugar a un abuso de fármacos, que como señalamos en un post anterior, tienen importantes efectos secundarios, además de no provocar mejoras en el largo plazo ni en la conducta ni en el desempeño de los niños “diagnosticados” con TDA. Alternativas como el Neurofeedback, han mostrado por su parte ser efectivas en el tratamiento de estos trastornos, enseñándole al cerebro a trabajar de manera eficiente.

Pero volviendo al tema, es posible que el TDA más allá de ser un “problema” pudiera representar una ventaja competitiva para ciertos atletas? Expertos coinciden en afirmarlo.

Michael Linden, Director del Attention Learning Center, en California, USA, es uno de ellos.  Algunos datos que provee al publico a través de su página www.attentionlearningcenter.com señala lo siguiente:

1. Entre 8-10% (hasta un 20%) de los atletas profesionales tienen ADD ( en inglés Attention Deficit Disorder) comparado con un 4-8% de la población general, es decir, que dentro del medio deportivo existe un gran número de atletas con esta condición.

2. Estos atletas se desempeñan mejor en deportes individuales o rápidos.

3. Otra condición no diagnosticada, el Síndrome de Asperger, una forma de autismo, también lo poseen algunos atletas que sobresalen en algunas posiciones tácticas o disciplinas como las artes marciales, el surfing, maratones, entre otros.

4. Muchos atletas con TDA-TDAH leve a moderado, son capaces de sobresalir en los deportes si consiguen el entrenamiento adecuado que entre otras cosas les permita mejorar su atención y concentración, su capacidad de socialización, y  disminuir su ansiedad, impulsividad y obsesividad.

5. Dentro de las ventajas que menciona el Dr. Linden en relación al TDA-TDAH están:

a. Elevada conciencia del ambiente y no de un aspecto en particular

b. Capacidad para desempeñarse bien bajo presión

c. Habilidad para manejar bien el caos

d. Capacidad creativa para resolver los problemas

e. Velocidad y tiempo de respuesta más rápido

Por su parte, Mike Stabeno, autor del libro AD/HD Affected Athlete (El Atleta Afectado por el TDA-TDAH) señala  que “mientras algunas actividades requieren de intensa concentración, éste no es siempre el caso de los atletas. Todo sucede instantáneamente. Tu estás ahí por diez minutos, has logrado que cinco personas traten de interceptarte,  tres réferis, cuatro compañeros. Necesitas estar en todo lo que sucederá al mismo tiempo. Así es como la gente con ADHD va por la vida”. El reto para estos atletas, según Stabeno, es que muchos, no siquiera saben que poseen esta condición.

En otros casos, son los padres de estos niños “terribles” (las entre comillas van a propósito ya que es la manera cómo ante el desconocimiento se etiqueta a estos menores) quienes ven en la práctica del deporte una alternativa a la hiperactividad. No obstante, habremos de insistir en que ésta puede o no estar asociada al TDA.

Y si éste puede constituir una ventaja para algunos de los más grandes deportistas de la historia, cual es la razón para administrar antipsicóticos como el Abifily y Risperdal, medicamentos para tratar el trastorno bipolar, la esquizofrenia y otros trastornos graves pero que no han sido aprobados por la FDA para tratar el Déficit de Atención y mucho menos en el campo pediátrico, además del tristemente célebre Ritalin?

Fuente:

http://transformatuestres.blogspot.com.es/