Traductores

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German temas para windows Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

martes, 18 de septiembre de 2012

Prevención en el Trastorno por Déficit Atencional

 

    En medicina, los aspectos relacionados con la prevención son tremendamente importantes desde un punto de vista de salud pública. En el caso del TDAH en adultos, la prevención adquiere unas características especiales.

     

  • En primer lugar se trata de un trastorno con una elevada frecuencia en la población general.

       

       

       

       

  • En segundo término, los costes sociales y económicos que se derivan de la presencia del TDAH son importantes. Basten como ejemplo los datos aportados por la Federación Catalana de Asociaciones de TDAH durante una comparecencia en el Parlamento de Catalunya en el 2007: una familia con un hijo con TDAH tiene unos gastos anuales relacionados con el trastorno de unos 12.000 euros. O los resultados de un estudio realizado en EEUU. durante el año 2000, donde se observó que el coste económico generado por el TDAH, incluyendo tanto adultos como niños, fue de unos 3 mil millones de dólares. Estas cifras no son nada sorprendentes si se tiene en cuenta que el TDAH es un trastorno muy frecuente y que se asocia a un mayor riesgo de fracaso escolar, embarazos en edades adolescentes, consumo de drogas, accidentes de tráfico, visitas frecuentes a urgencias, problemas laborales y problemas legales. Todas estas situaciones generan un elevado coste económico, social y personal.

       

  • En tercer término, en la actualidad existen tratamientos eficaces para el TDAH en adultos, y por descontado, en niños. Por tanto, nos encontraremos ante un trastorno frecuente del que se derivan repercusiones importantes y que tiene la posibilidad de ser tratado eficazmente.

      Existen tres diferentes niveles de prevención: primaria, secundaria y terciaria.

       

       

       

       

       

  • La prevención primaria tiene como objetivo evitar la aparición de un trastorno mediante la aplicación de medidas sanitarias. Se puede llevar a cabo mediante la promoción de la salud o a través de campañas de vacunación. En el TDAH se pueden realizar actuaciones en este sentido para disminuir el riesgo de su aparición. Una de ellas es informar a la población sobre el riesgo que supone fumar o consumir otras drogas durante el embarazo.

  • La prevención secundaria pretende detectar el trastorno en sus etapas iniciales para disminuir las consecuencias negativas del mismo. Para ello, es preciso que se disponga de pruebas de cribado o screening que permitan detectar fácilmente el TDAH. Pues bien, si como ya hemos dicho el TDAH es un trastorno muy frecuente tanto en la edad escolar como en la edad adulta, y además disponen de cuestionarios que permiten una detección fácil de las personas con un mayor riesgo de sufrir un TDAH, así como de tratamientos eficaces, estando en la situación de poder aplicar medidas para la prevención secundaria. Si en las escuelas se administraran a todos los niños estos cuestionarios, se podría detectar precozmente el TDAH y evitar sus consecuencias negativas. Al iniciar desde la infancia el tratamiento del trastorno se podría minimizar el impacto que el TDAH tendría en la edad adulta.

  • Finalmente, la prevención terciaria se ocupa de la supresión de los síntomas del trastorno, lo que permite el restablecimiento de la salud. En el caso del TDAH, existen tratamientos muy eficaces para controlar los síntomas del TDAH. De esta forma los pacientes pueden superar el TDAH y tener una buena calidad de vida, sin verse afectados por los problemas que acarrea el trastorno. Uno de estos problemas derivados del TDAH es el consumo de drogas, como el cannabis o la cocaína.

Los estudios científicos han demostrado que si se aplica un tratamiento farmacológico para el TDAH desde la infancia, disminuye el riesgo de consumo de drogas en la adolescencia y en la edad adulta. Solamente este aspecto tiene por sí mismo una importancia muy destacada. Si evitamos el consumo de drogas en los chicos con TDAH, estaremos favoreciendo una mejor evolución del trastorno y disminuiremos considerablemente los costes sociales generados por el TDAH.

Fuente:

http://elmercaderdelasalud.blogspot.com.es/