Traductores

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German temas para windows Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Reflexiones de una madre de un niño con Trastorno por Déficit de Atención y elogio a una Asociación que ayuda de verdad: G.E.A. Educadores

Manuel Rodríguez G.

gea educadoresEl siguiente escrito me ha llegado accidentalmente a través de un tercero por las redes sociales. Hoy la publico porque me parece, como otras reflexiones de afectados, muy indicativa de cómo funciona la atención a la Diversidad de muchos niños que por sus dificultades inherentes a trastornos como el TDAH y/o relacionados, son olvidados y ninguneados en sus respectivos colegios, como mal enquistado y sistémico de un Sistema Educativo, que muy generalizadamente no cumple, se desentiende y/o disfraza esa negligencia complacida por todo un sistema institucional sordo y cínico.

En el caso que nos ocupa, esta madre cuenta su peregrinar por diversos colegios hasta, finalmente encontrar un colegio atípico por cumplidor; atípico y loable y una Asociación que hace frente a lo que cualquier Asociación debería llevar a la praxis, aunque también atípica y ejemplar por el esfuerzo, apoyo y disposición de sus integrantes, que tampoco es común en muchas organizaciones de este tipo. En este sentido he de sentirme orgulloso de conocer a quien dirige esta Asociación, que al menos a mi me apoyo y ayudó en todo momento. Tengo el honor de conocer a Mapipa, Pilar Sánchez para muchos, pero Mapipa para mí como para algunos pocos muy cercanos. Conocí a Mapipa en un Foro sobre Discapacidad, aunque pronto nos atamos a una amistad que espero perdure toda una eternidad. Como dice esta madre que a continuación escribe, GEA Educadores es una entidad con educadores vocacionales, una maravilla para estos tiempos difíciles que corren, casi un lujo añadiría yo. Gracias Mapipa, en mi nombre y extensivo a todo tu grupo de colaboradores Sonrisa. Os dejo con las reflexiones de esa madre…

 

Estimados Padres, Madres, Hijos, Educadores y toda persona que pueda tener interés.

Me he decidido a escribir esta carta, sobre todo, motivada por la polémica suscitada en cuanto al programa Salvados, el Periodista Jordi Évole y los profesionales consultados en su programa sobre ese gran mundo que es el TDH, TDA,TELE y todas sus te,s juntas.

En mi humilde opinión, creo que estáis sacando las cosas de quicio y que realmente ni todo es blanco, ni todo es negro y pienso que para empezar, aquí no hay culpables con nombres y apellidos, lo que sí existe es nada más y nada menos que una gran incógnita como es el "Déficit de atención"

Desde mi conocimiento, el conocimiento de una mujer normal, madre y trabajadora, es que el Déficit de Atención y todas sus T,s y sus H,s, es un “gran saco ”dónde se han metido todos los trastornos habidos y por haber que tienen nuestros hijos, ya sean a nivel escolar, social, familiar, emocional… que no son más que todos esos trastornos que todos alguna vez hemos tenido de niños, adolescentes o incluso de adultos, unos en mayor o menor medida y que hemos solucionado o hemos tratado de solucionar con lo que teníamos a mano (haciendo deporte, con malas soluciones a largo plazo como el alcohol o las drogas, a veces con los amigos o la familia e incluso en ocasiones con la ayuda del sexo),pero ahora, bien, porque hemos avanzado en materias (digamos) tecnológicas y por supuesto ni por ser más listos ni más inteligentes, solo por disponer de más información y más estudios al respecto, hemos puesto nombres.

Por supuesto que entiendo que en algún caso concreto la ayuda puede ser una medicación de forma puntual o en forma de un tratamiento al largo plazo, pero desde mi experiencia, como afectada en este asunto, me gustaría exponerla a continuación con el fin de ayudar a alguna persona con dudas al respecto a que pueda adelantarse y recortar al menos los tiempos de actuación por desconocimiento.

En mi caso concreto mi hijo ha sido diagnosticado de un “trastorno” el cuál le impide tener un desarrollo escolar y social (digamos) normal.

Por supuesto llegar a ese diagnóstico no ha sido nada fácil:

El primer obstáculo fue el “colegio”, un colegio concertado llamado “Colegio El Valle Valdebernardo” dónde además de pagar un gabinete Psicopedagógico entre otros extras, llegados a Primaria "me dicen que han observado algo en él que no es “normal”, al niño le hacen repetir 2º curso de primaria y lo solucionan diciéndome que busque un Psicólogo y un Logopeda que me ayude fuera del colegio ya que ellos no tienen apoyos de este tipo, aunque por otra parte sí que los cobran.

Tras un tiempo razonable en Logopedia y Psicoterapia (unos dos años), lógicamente es un tiempo más que prudencial para poder ver mejoras en este sentido y después de darme cuenta de que algo no iba bien, busco ayuda y me dirijo a una “Asociación” llamada ATAM (Asociación del Grupo Telefónica para la Atención de Personas con Discapacidad ) accesible para todo el mundo, dónde valoran a mi hijo y me asesoran de que puedo hacer y dónde dirigirme, por lo que ya voy viendo unapequeña luz, que antes no existía.

En estos momentos la Psiquiatra Infantil del Centro de Salud Pública que atendía a mi hijo ya estaba perdida e incluso me empezaba hablar de medicación para probar y de colegios especializados en niños con dificultades (digamos), severas, por llamarlo de alguna manera.

Pero gracias a los profesionales de ATAM no fue necesario “probar, por probar” nada, ya que con su asesoramiento y mi energía, podría ser suficiente y digo mi energía porque esto no es fácil pero con ganas y buenos consejeros todo es posible.

Lo primero que tenía que hacer es “exigir” al colegio los apoyos que necesitaba mi hijo y solicitar una evaluación externa al Equipo de Orientación de la Comunidad de Madrid ,que lógicamente hasta ese momento, yo no sabía que existía, mientras que todo esto se gestionaba, al menos tardamos un año en conseguirlo, con muchas trabas desde el colegio, busqué los apoyos fuera, los apoyos que mi hijo necesitaba que en este caso, eran de un Psiquiatra especializado en conductas y una Reeducación Escolar ,extra, que el colegio no le daba.

Después de otro año más siguiendo estas indicaciones, de mucho esfuerzo por parte de mi hijo y de mi misma, de tiempo, de dinero y de algún que otro disgusto, empiezo a ver la luz un poco más grande y clara.

A través del E.O.E.P de la Comunidad de Madrid con su ayuda llego a la conclusión que ese no es el Colegio que mi hijo necesita y por su puesto el que él se merece.

Así que busco en otro sitio en un lugar dónde no me trastorne demasiado el cambio de Colegio y de Residencia y me pongo a ello, Torrejón de Ardóz podría ser el sitio que estoy buscando, tengo relación con gente del pueblo y además en el E.O.E.P también me lo aconsejan, así que a partir de ese momento, busco un Colegio con las necesidades que nos han aconsejado, pongo mi casa en venta e iniciamos el nuevo curso 2012-2013 en esta preciosa localidad (la búsqueda del Colegio también fue a base de llamadas a Ampas, Asociaciones, Equipos de Orientación etc…).

Ya en Torrejón, el Colegio me pone las cosas muy fáciles, para empezar y solamente con el informe del EOEP incluyen a mi hijo en sus horas escolares los apoyos que precisa y tanto la profesora, como las personas de apoyo y orientadoras se muestran accesibles y muy profesionales. Todo esto sin que me cueste un euro extra C.P. JAIME VERA TORREJÓN DE ARDÓZ


Incluso dónde ven que ellos por tiempo y conocimiento no pueden llegar, por tratarse de temas fuera de lo escolar y más relacionado con lo emocional, me dirigen a una Asociación en Torrejón que colabora con todos los Colegios Públicos de la Localidad para ofrecer sus servicios a aquellas personas que lo necesiten, otra maravilla, G.E.A Educadores(Asociación de Apoyo a la Diversidad Grupo de Educación Alternativo), un grupo de educadores vocacionales dónde se dedican a trabajar para ayudar a todas las familias dónde un niño puede necesitar algún apoyo extra que su Colegio o Familia no sabe o no puede darle, justo lo que necesitaba.

Desde que estamos en este asociación todo parece más sencillo, más fácil, comprenden a mi hijo y encajan con él como si le conocieran de toda la vida, con solo una entrevista de 1 hora conmigo la Psicóloga que le atiende y con la conversación que tuvo ella misma con la orientadora del Colegio, me da un diagnóstico claro, algo que nunca he tenido.

Así que actualmente, solo puedo decir, que estoy encantada, que estoy viendo una luz clara y enorme dónde antes era todo oscuro o quizás solo lograba ver un atisbo de luz, por aquello de que la esperanza es lo último que se pierde.

Que vamos a conseguir ser “normales” y llevar una vida normal como una familia dónde ningún trastorno les impide disfrutar de su vida, de su tiempo y sobretodo de sus “sueños”.


Por supuesto, nunca sabré si hubiera dado con un médico que me hubiera recomendado medicar a mi hijo con algún tipo de fármaco y yo hubiera aceptado que habría pasado, a lo mejor me habría ahorrado todo lo anterior, en fin, sinceramente, no lo creo, más bien pienso que hubiera dejado para el mañana lo que pude hacer ayer.


Sin ánimo de acritud, desde mi humilde opinión y para toda aquella persona que le pueda interesar.

Rosa Feliz

Nacida en Madrid y en la actualidad vecina de Torrejón de Ardóz Madrid

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola me encanto tu relato . Tengo una nena con el mismo problema y no puedo mas nuestra vida no a sido facil ... Necesito que me orientes pues estoy perdida asta que vi tu relato. Como dices tu vi la luz ! Te dejo mi tlf pues nose como contactar con tigo para que me orientes

isabel dijo...

Hola me encanto tu relato . Tengo una nena con el mismo problema y no puedo mas nuestra vida no a sido facil ... Necesito que me orientes pues estoy perdida asta que vi tu relato. Como dices tu vi la luz ! Te dejo mi tlf pues nose como contactar con tigo para que me orientes

Jesús S B dijo...

Hola, me gustaría ponerme en contacto contigo. Mis hijos estan en ese colegio, el pequeño tiene TDAH y cada vez estamos mas convencidos de que ese colegio no está preparado, y lo que es peor, no está dispuesto a tratar con niños como mi hijo.