Traductores

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German temas para windows Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

El 70% de los déficit de atención acaba en fracaso escolar si no reciben tratamiento

 

El 70% de los déficit de atención acaba en fracaso escolar si no reciben tratamientoEl director pedagógico del Centro de Atención a la Diversidad Educativa, José Ramón Gamo, promueve el modelo de la escuela ecotecnológica

C. B. E.

El TDA con y sin hiperactividad no es un trastorno de conducta, sino un fallo en las ejecuciones cerebrales

El conocimiento del cerebro es la mejor ayuda a la hora de tratar de comprender las dificultades de aprendizaje que arrastran los niños que sufren trastornos por déficit de atención, haya o no hiperactividad. Es ese estudio más psiconeurológico el que permite establecer nuevas estrategias para facilitar y estimular la formación que reciben estos alumnos y minimizar los riesgos de complicaciones en edades más avanzadas.

LaFundación Educación Activa y el Centro de Atención a la Diversidad Educativa (CADE) han organziado en la tarde de esta martes una sesión informativa para desmontar la mitología que rodea al Trastorno por Déficit de Atención con o sin Hiperactividad. Con esta intención articuló su intervención el director pedagógico José Ramón Gamo, quien también desveló algunos mecanismos e iniciativas que deben de aplicarse en estos casos, tanto en casa como en las aulas. «Aunque la mayoría de la gente oye hablar del problema, en el fondo lo desconoce». Esta apreciación entronca con la definición que esboza de la patología: «no es un problema de trastornos de conducta, sino un fallo en las funciones ejecutivas del cerebro», quiere aclarar el especialista.

En contra de lo que se piensa, los niños que padecen esta problemática «no tienen dificultades para atender sino para concentrarse». Por lo tanto, el especialista aboga por saber identificar la sintomatología para poder actuar de la forma adecuada.

En los casos de TDA con y sin hiperactividad se da un paradigma. Por un lado, está el riesgo de caer en el supradiagnóstico a raíz de la evaluación clínica. Ese examen no es suficientemente fiable y en los resultados que arroje caben otros cuadros similares, como pueden ser la depresión o la ansiedad, ya que en ellos también se producen olvidos, dificultades para controlar las emociones o la dispersión, explica Gamo.

Que pase desapercibido

Por otra parte, está el peligro de pasar por alto el problema porque muchos niños que padecen esta afectación no incurren en el fracaso escolar, sobre todo en la etapa de Primaria. Es el infradiagnóstico, la otra cara del paradigma al que alude el director pedagógico. El trastorno corre el riesgo de pasar desapercibido y simplemente los menores pueden parecer vaguetes o despistados, expone Gamo. Ese precio lo pagarán a edades más tardías.

Esta confusión en la detección del problema deriva en la ausencia de tratamiento. Si no se aborda el déficit de atención el peligro de fracasar en los estudios crece. Siete de cada diez casos sucumben antes de llegar a Secundaria, precisa José Ramón Gamo, quien agrega que en el 40% de los diagnósticos existe dislexia aparejada.

El experto aboga por el modelo de la escuela ecotecnológica, que lleva muchos años asentado en países avanzados como Finlandia. Este sistema educativo consiste en que hasta los 12 años la actividad escolar ha de concentrarse en «entrenar el cerebro» para favorecer el autocontrol, la perseverancia, la capacidad de sintetizar y de razonar y otras habilidades. Se trata –explica Gamo– de que el alumno experimente con el ensayo-error y que el maestro dirija esa práctica alejada de los registros de la memoria.

Fuente:

http://www.elnortedecastilla.es/