Traductores

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German temas para windows Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

ENTRENAMIENTO NEUROCOGNITIVO DE LA MEMORIA DE TRABAJO

 

CEREBROEl funcionamiento de la memoria de trabajo (MT) en pacientes con TDAH, ha generado un gran número de investigaciones destinadas a aclarar el papel de la memoria a corto plazo en la ejecución de diferentes tareas de aprendizaje. El modelo de memoria de trabajo de Baddeley y Hitch (1974), y reelaborado después por Baddeley (1983, 1984, 1992), considera la memoria de trabajo como el sistema cognitivo encargado de manipular y almacenar temporalmente la información necesaria para realizar tareas complejas, como la comprensión del lenguaje o el razonamiento (Baddeley, 1992). Si definiéramos la memoria podríamos decir que es la capacidad de retener y de evocar eventos del pasado, mediante procesos neurobiológicos de almacenamiento y de recuperación de la información. Según Baddeley, el estímulo al ser atendido y percibido se transfiere a la memoria de trabajo. Esta memoria nos capacita para recordar la información, pero es limitada y susceptible de interferencias. Baddeley describe la MT, como un mecanismo de almacenamiento temporal que permite retener a la vez algunos datos de información en la mente, compararlos, contrastarlos o relacionarlos entre sí. Se responsabiliza del almacenamiento a corto plazo, a la vez que manipula la información necesaria para los procesos cognitivos de alta complejidad. La MT participa en por lo menos dos tipos de procesos:

  • Control ejecutivo: mecanismo de procesamiento de la información.
  • Sostenimiento activo: concepto de almacenamiento temporal.
Este mecanismo de almacenamiento temporal (MT) presenta la característica de utilizarse en conexión con mecanismos especializados de almacenamiento provisional, que sólo se activan cuando es necesario retener un tipo de información específica. La MT permanece en conexión con la memoria a largo plazo, que permite acceder a los conocimientos y experiencias pasadas que el sujeto haya tenido sobre el tema que se mantiene on line. Según el modelo de memoria de trabajo propuesto por Baddeley, la memoria operativa se compone de tres elementos: el ejecutivo central, el bucle fonológico y la agenda visoespacial. El ejecutivo central se ocuparía de los aspectos atencionales y estratégicos y su misión sería controlar, coordinar y supervisar las actividades realizadas por el sistema cognitivo. Se considera un elemento nuclear porque gobierna los sistemas de memoria. El bucle fonológico y la agenda visoespacial se consideran como subsistemas auxiliares específicos de la modalidad, el primero ha generado un gran número de investigaciones, se le considera especialmente implicado en el aprendizaje del lenguaje lecto-escrito y responsable de los errores ortográficos de carácter fonológico. Este sistema auxiliar está compuesto por un almacén fonológico que procesa y retiene la información oral durante uno o dos segundos y por un mecanismo de repetición subvocálico que fortalece la huella de la información contenida en el almacén. De este modo, se alarga el tiempo de permanencia de la información en la memoria de trabajo y se evita su decaimiento, además el proceso de repaso articulatorio participa en la transformación de los códigos no fonológicos en fonológicos, necesaria para su registro en el bucle. La agenda visoespacial está encargada de elaborar y manipular información visual y espacial, implicada en la aptitud espacial y en tareas que suponen memoria espacial. La memoria de trabajo es necesaria para el desarrollo de todos los procesos de aprendizaje. ENTRENAMIENTO NEUROCOGNITIVO DE LA MT El sistema de memoria operativa estaría compuesta por un ejecutivo central de capacidad limitada, que organizaría el flujo de la información en el sistema, desempañando funciones atencionales; y dos dispositivos específicos, el bucle fonoarticulatorio encargado de la codificación y retención de la información verbal, y la agenda visoespacial, encargada de la retención de la información visoespacial. En el entrenamiento este sistema de memoria debemos tener en cuenta lo siguiente: La estructura u organización del material a recordar; la información bien estructurada se codifica con mayor facilidad que la poco estructurada.
  • La comprensión y organización de la información
  • El conocimiento previo del sujeto
  • La habilidad en el uso de las estrategias que agilizan el proceso de retención y recuperación.
Es posible entrenar la MT con un sistema audiovisual, que le permita adquirir un manejo adecuado de la codificación de estímulos y la organización y clasificación de los mismos. El método propuesto en el programa EFE (programa de entrenamiento de las funciones ejecutivas de Red Cenit), es el siguiente:
  • Visualizar un vídeo de 15 minutos sin subtítulos.
  • Rellenar un cuestionario con preguntas que implican al bucle fonológico, la agenda visoespacial y al ejecutivo central.
  • Volver a visualizar el mismo video con las preguntas subtituladas (Apoyo Visual).
  • Rellenar, de nuevo, el cuestionario.
  • Comparar los aciertos de cada bloque de preguntas.
  • Realizar una lista con información principal y otra con información secundaria, demostrando la capacidad de atención selectiva y la capacidad narrativa.
Fuente:
http://www.redcenit.com/noticias/