Traductores

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German temas para windows Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

TDA/H: despejando dudas sobre esta bitácora

 

 

Manuel Rodríguez G.

 

imageAnte los últimos mensajes llegados recientemente sobre el artículo,

http://deficitdeatencioneinatencion.blogspot.com.es/2014/10/tdah-y-dsm-5-tanta-agua-se-le-echo-la.html ,

“Manuel, no me parece correcto que nosotros como afectados, pongamos en duda el tratamiento del Tdah, En definitiva se trata de la opinión de un facultativo, valorando las diferencias entre entre el DSM III y el DSM-5. Particularmente te diré que veo mas clara la definición en el DSM-III. Un saludo”.

“Sus artículos provocan reacciones que no son nada favorables y menos en la SEMANA EUROPEA DEL TDAH”

y teniendo en cuenta que vengo recibiendo no pocos “tirones de oreja” (aunque en el caso de A. sin malicia alguna) e incluso censuras en algunos grupos por publicar escritos que no se “adecuan” a lo que muchos entienden implicación hacia esta minante y muy mal conocida patología, el TDA/H, quiero aclarar con la siguiente respuesta mi visión de esta cruda realidad…

Estimada A: lejos de buscar polémicas, no estoy de acuerdo con que por el hecho de ser afectados haya que comulgar con piedras de molino porque sí.

El Dr. Díaz Atienza no pone en duda los tratamientos del TDA/H en ese artículo, sino que plantea serias incógnitas respecto del DSM; tanto en su aspecto categorial, como en un cribado acertado, serio y riguroso respecto a las patologías que en él se establecen.

He de confesar que soy atienzano, en cuanto a lo humano – es una persona íntegra, excepcional y con una enorme talla ética y moral- y en cuanto a lo profesional – recordar que es uno de los apenas 30 verdaderos especialistas existentes en este país que puede, con titulación en mano, decir que es, entre muchas otras, paidopsiquiatra o psiquiatra infanto-juvenil. Eso, estimada A. aunque muchos los hayamos leído en posters grandilocuentes de certámenes y convenciones del ramo, en multitud de carteles de consultas - psiquiatra infantil-, muy pocos lo pueden decir en este país. Por tanto considero su opinión, seria, rigurosa y sin medias tintas. Como indicas, la suya es una opinión como la tuya y la mía pero al contrario que la nuestra, -que entiendo es más emocional y nada experta- y sin ánimos de desacreditar, es una opinión muy cualificada de un verdadero profesional. De esos “raros ejemplares” que no sacan provecho ni de su capacidad como especialista y experto ni de negocios paralelos y golosos cercanos a este mundo del TDAH y de los que tanto abundan en nuestra extensa geografía.

 

En cuanto a lo que mencionas respecto a la reacción de sus artículos y su posible perjuicio para el TDAH, expresarte que no hace daño quien hace reflexiones y desnuda valientemente ciertas realidades incluso bajo presiones, sino quien maneja cierta información a veces nada sesgada y sí muy populista para vendernos que en este país se consiguen y respetan los derechos de tantos niños afectados, social, sanitaria y, sobre todo escolarmente; donde el objetivo primordial parece ser, es rentabilizar cuantificaciones, pero donde sospechosamente poco interesan casos muy graves y concretos de denuncias y derechos sistemáticamente conculcados del menor, de familias enteras y de acosos, derribos, estigmatizaciones sociales y otras mezquindades que incomodan a las instituciones responsables; esas mismas que como la mano del amo “dan de comer”.

Hace daño, estimada A. quien vende esperanzas falsas, quien da el mensaje de la pastilla milagro, cual panacea fabulosa, quien “sensibiliza” a la opinión pública a costa de demasiadas promesas rotas; quien juega con el asociacionismo para no cumplir con el criterio deontológico al que éticamente se debe; quien coquetea e incluso mercadea con grandes multinacionales farmacéuticas para ser seducido por golosas prebendas; quien presiona a demasiadas familias afectadas que dudan o sencillamente ignoran el problema para que incondicionalmente tomen partido en un extremo u otro; quienes en esencia medran ante las incumplidoras instituciones, mirando para otro lado y ninguneando cuando los afectados reclaman auxilio o sencillamente apoyo a su condición de afectados.

Para terminar, todas estas manifestaciones de sensibilidad y europeización del TDAH, a la que refieres, me provocan malestar y sinsabores al tener que rememorar amargamente cómo demasiadas asociaciones y organismos muy conocidos no tuvieron ni han tenido la decencia y consistencia de informarme ni preocuparse por graves casos; ni a mí ni a muchas otras familias que he ido conociendo. Si hablamos de apoyos ahí ya ni siquiera la inmensa mayoría de organizaciones y asociaciones suelen mojarse. Es más goloso reivindicar generalidades y supuestos logros, sólo que cuando hay que echar una mano a familias que están siendo acosadas, avasalladas, derribadas y marginadas incomoda en exceso y la cuantificación aplasta a la individualidad. Al menos es mi experiencia personal y la de muchas familias que acudieron a mí para ser asesoradas. Demasiada tesis para tan escasa praxis, me temo. En cuanto al “europeismo” del TDAH -y es mi opinión muy subjetiva-, deberíamos empezar por el individualismo de cada familia afectada en sí; para continuar con el regionalismo del TDAH y seguir con el españolismo del mismo, pero no me hagas mucho caso, no sea que me tachen como otras veces de inadaptado, polémico y perjudicial para la “causa”… Y es que las minorías somos así de incómodas.

Nota final:

Como ya manifestase otras veces en artículos de este blog, http://deficitdeatencioneinatencion.blogspot.com.es/2012/06/trastorno-por-deficit-de-atencion.html

no soy amigo de alinearme ni con los incondicionales a las multinacionales farmacéuticas, ni con los cercanos a la Cienciología y otros “alumbrados”. Tampoco con ese psicoanálisis absurdo que propugna el trastorno como algo lejano al carácter neurobiológico y genético de este y otros trastornos relacionados. Por supuesto tampoco “tragaré” ante campañas orquestadas por cualquiera de ellos en uno u otro sentido, sean sectas, charlatanes de feria, asociaciones, fundaciones o federaciones implicadas, siempre y cuando desde mi óptica particular la cohesión y coherencia de lo que se publicita no corresponda con la cínica realidad: esa que bos afecta y mamamos demasiadas familias afectadas. Y, cómo no, seguiré nutriendo este lugar de publicaciones tan serias, sinceras y coherentes como las que viene plasmando mi amigo y admirado Dr. Joaquín Díaz Atienza.

Saludos cordiales A.

Publicaciones relacionadas:

 

http://deficitdeatencioneinatencion.blogspot.com.es/2012/06/trastorno-por-deficit-de-atencion.html

http://deficitdeatencioneinatencion.blogspot.com.es/2012/10/breve-reflexion-socioeducativa-y.html

http://deficitdeatencioneinatencion.blogspot.com.es/2013/03/publicidades-enganosas-familias.html

http://deficitdeatencioneinatencion.blogspot.com.es/2011/12/infradeteccion-alarmante-en-casos-de.html

http://vagabundotraslalibertad.blogspot.com.es/2010/03/acoso-escolar-e-institucional-extremeno.html