Traductores

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German temas para windows Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Agradeciendo vuestras visitas y reflexionando sobre el panorama social de la diversidad

 

Manuel Rodríguez G.

imageHoy, 20 de enero al mediodía, este blog llegó a las 100.000 páginas visitadas en un año y cinco días. Un honor, sin duda alguna para quien sin saberlo se vio rodeado de tanta gente próxima por unas circunstancias u otras al mundo de las diferencias que aportan las dificultades que generan ciertas peculiaridades que por diferentes y diversas se plasman en problemática; no por los niños que padecen una u otra patología concreta, sino por el mecanismo social que por incapaz, intolerante, negligente y cínico ni sabe ni quiere llevar a cabo una verdadera misión de inclusión, diversidad y recepción emocional y social hacia este colectivo de niños que como vulgares piezas de un caprichoso puzzle son manipulados, ubicados erróneamente y/o dispersados; muchas veces incluso, como el caso de mi hija y el de muchos otros niños, desechados y siendo apartados y marginados mediante verdaderos exilios socio-educativos.

En el fondo queda el sabor amargo y agrio de comprobar la minusvalía de un sistema institucional incapacitante e incapacitado para asumir sus deberes de garante ante este colectivo de menores que especialmente y muy agudizadamente son marginados, maltratados y ninguneados por ese sistema que se autodenomina EDUCATIVO. Muy penosamente educado me temo, pues flaco favor hace a un grupo de alumnos a los que condena al olvido y a la segregación educativa, social y a medio plazo laboral.

No son las peculiaridades inherentes a una u otra sintomatología o sindromatología, la que anula, margina y desecha a muchos niños. Es la deshabilkitación institucional que castiga a este grupo signioficativo de niños, Sencillamente el Sistema con su postura desidiosa, marginal e incoherente con los postulados en que teóricamente se basa, deshabilita a estos niños y los abandona y castiga a un ahogo inminente: la soledad del olvido y destierro social, faltos de oportunidades e inclusión efectivas.

Aún a falta de expectativas prometedoras para el futuro inmediato y cercano de estos jóvenes, quiero quedarme con una dosis de fe y esperanza, siendo consciente de que la lucha y movimiento de quienes empujan a favor de estos niños crece y se intensifica en nombre de muchas familias, empujadas esencialmente por muchas madres coraje; esas que ya retraté en alguna oda a la decencia,

http://elcuadernodeguillermonoacoso.blogspot.com/2011/02/de-madres-y-madres.html

Para finalizar y, aunque ni vendo nada ni nada quiero emular, dar las gracias a todas esas visitas bienintencionadas que pasaron por aquí y que, aunque de modo curioso, quiero expresar a título personal y representativa de todas estas compañías y visitas habidas , en la persona de Rosa Fernández, que sin saberlo fue la visita nº 100.000 hoy al mediodía, reflejada con su blog (y al que por cierto os invito a visitar)

http://rarezasdelaadopcion.blogspot.com/

Lo dicho, gracias a todas esas visitas bienintencionadas e interesadas por una problemática común: la inclusión, apoyo y lucha por los derechos de este colectivo de niños. ¡Gracias sinceras! Sonrisa

 

http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=XQmPdX1kjMQ

4 comentarios:

Cristina dijo...

Felicidades,haces una labor excelente,la sociedad debe estar informada y ofreces buenisima y necesaria información.Abrazos¡¡

Rosa Fernandez dijo...

Que curioso!! no lo había visto ;))). Muchísimas gracias por tus comentarios, de verdad que se agradecen. Yo entro con frecuencia en el tuyo para leer e informarme. Animo!!! Tenemos que luchar. Si no lo hacemos nosotros , quién???. Quién va a luchar por nuestros hijos???. Un abrazo muy fuerte

Vagabundo dijo...

Gracias Cristina por tus piropos. Seguimos divulgando y si podemos informando que es de lo que se trata, aún a costa de que ciertos sectores se inmcomoden. Un abrazo :-)

Vagabundo dijo...

Gracias a tí Rosa, por seguir el blog y por luchar, como bien dices, por tus hijos. Nadie lo va a hacer por nosotros. Un fuerte abrazo :-)